El Retiro de una Generación

Hoy, tengo la suerte y el honor de publicar un artículo de un amigo y compañero. Juan Ignacio Simoni, desde Argentina escribe sobre un gran jugador de fútbol que ha colgado las botas hace unas semanas, un jugador que marcaba los tiempos de los partidos, un jugador que no deja indiferente a nadie, es amado o odiado. Que disfruteis de este artículo.

La noticia en lo que corre de este año, para los medios Argentinos, es sin duda que Juan Román Riquelme anuncio su retiro de la actividad profesional. Él para muchos, considerado máximo ídolo de Boca Juniors y uno de los emblemáticos futbolistas de la última década, supo ganarse a la afición de Barcelona y condujo a los primeros planos al Villareal Español como también vestir la 10 del seleccionado celeste y blanco. Además ganador de: tres Copas Libertadores, Recopa Sudamericana, Intercontinental, dos intertoto de la UEFA y seis torneos Argentinos.
Indiscutido su talento futbolístico “para muestra basta un botón” las palabras, elogios de emblemas, Zidane, Andres Iniesta, Ronaldo, pasando del reciente retirado Thierry Henry a el ganador de 4 balones Lionel Messi. Se sabe que Riquelme tiene, lo que para quien escribe este articulo, es una enorme virtud. Tiene la enorme virtud, esa que a pocos jugadores e incluso personas en su profesión las vuelve destacadas, poder despertar tanto las más enormes admiraciones como el odio en quienes no simpatizan con algunas actitudes, sean del orden vida personal, trato a prensa, etc. Pero a esta altura… seguramente la pregunta es ¿Cómo puede constituirse esto en una virtud? A las claras, porque Riquelme logro marcar la agenda, imponer los tópicos, en lo cotidiano del futbol Argentino (al menos para los últimos diez años). Logro que cada persona, en una charla de café, en un programa deportivo o en un partido con amigos, sea sincero con su visión del futbol. Por eso, podemos ver fervientes defensores de su estilo, antipático a correr con la pelota pegada al pie y las fricciones, pero íntimamente ligado al pase entre líneas, a los exquisitos remates y pisadas que dejan al rival en ridículo.
Se retira quien para gusto propio, hizo el futbol un poco más bonito. Quien logro mantener viva, en una época donde todo es físico, donde cada día es más importante correr, dar patadas o sacar ventajas alejadas de la esencia del juego (porque nunca debemos olvidar que el futbol es un juego, y como juego hay que jugarlo) la técnica y poner por sobre todas las cosas el buen trato al elemento fundamental, el balón.

Juan Ignacio Simoni.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s